miércoles, 11 de julio de 2012

Ringorrango en Villaralbo

Llegamos a Villaralbo asolanados por una exhaustiva tarde en la piscina y nos encontramos con los recursos suficientes para empezar una divertida prueba de sonido para que todo estuviera apunto. Una vez más la familia y los amigos nos dieron el abrazo de sus sonrisas y sus aplausos y nosotros les correspondimos con uno de nuestros conciertos más histéricos. Mil gracias por los vinos y embutidos en tan maravillosa bodega.