sábado, 9 de noviembre de 2013

ENTRE AMIGOS


Y llegó el día,... qué mejor broche para cerrar nuestra agenda de conciertos, que en casa, en nuestra Zamora, y con un referente del folklore como es Eliseo Parra, maestro, compañero y amigo. 

Entre bambalinas, mientras le oíamos abrir su concierto con unos Cantes de columpio y un guiño a Peñaparda con su pandero, compartimos nuestros nervios y sonrisas con la experiencia y templanza de Alberto y Pablo, Madrid y Jambrina, que arrancaron nuestros vivas en su colaboración... 

Y allá vamos nosotros, a dar el toque flamenco-histérico a la noche. Y qué mejor que ataviarse con faldas de volantes, collaradas de coral, abanicos, mantones de flores, flores al pelo, flores a la solapa, flores y más flores... Porque Ringorrango se volvió sutil y tranquilo al ritmo de un pandero y una guitarra, con una cesta de romero bajo el brazo y un ramo de coliflores en la mano... 




El Romerillo de Huelva que tantas veces hemos cantado se tornó en Pino aderezado de sonajas y cascabeles, y, todos juntos, cual zambra gitana hicimos bailar al maestro con Eva una sevillana corralera necesitada de subtítulos... Y quedamos allí, en el escenario, emulando a Ringo y a Rango que tantas veces han sido parte imprescindible e inerte de nuestro espectáculo... 

Y nos fueron acompañando Edelio con su desgarradora voz recordando ese inolvidable 1999, Cantigas Aos Domingos y sus cuerdas, y, por supuesto, la A. E. Bajo Duero que tantos to-ga-ti-to-to han compartido con nosotros a las enseñanzas de Eliseo. Y allí arriba, todos juntos, qué menos que compartir ese ritmo de charro que tanto aúna a Zamora... y a dormir!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario