viernes, 29 de mayo de 2015

CASTRONUÑO


Volvíamos a Castronuño, con ganas, después de que el agua no nos dejase mostrar nuestro folklore histérico… y con los nervios del primer concierto de la temporada…
Un salón de actos en “petit comitée”, pero entregados y cantando cada uno de nuestros estribillos, incluidos bailadores de excepción, que no dudaron en arrancarse tanto por charros como por seguidillas…